Por Isis Sauceda
Updated Marzo 05, 2015
Anuncio
Credit: Raymond Hall/GC Images

A Kelly Clarkson no le avergüenza su figura llenita, sobre todo después de dar a luz a su pequeña River Rose. Así lo demostró al responder a los comentarios negativos sobre su imagen que recibió de la controversial periodista británica Katie Hopkins.

Hopkins, a la que algunos califican de la “mujer más odiada de Gran Bretaña” por su afilada lengua, se burló del sobrepeso de la nueva mamá en su cuenta de Twitter después de que la cantante participara en un programa de entretenimiento hace un mes, según PEOPLE.

“¿Qué le pasó a Kelly Clarkson?”, preguntó la reportera en su cuenta de Twitter. “¿Se comió a sus coristas? Afortunadamente tengo una televisión de pantalla grande”.

Los seguidores de la cantante salieron rápidamente en su defensa atacando a Hopkins por sus comentarios malintencionados. Pero Hopkins no cesó sus comentarios.

“Miren regordetes”, escribió la periodista. “Kelly Clarkson tuvo una bebé hace un año. Eso ya no es gordura de bebé. Eso es gordura de pastel de zanahoria. Cálmense”.

La cantante no se inmutó por los comentarios de Hopkins, ni de nadie, sobre su figura.

“No tengo ni idea de lo que me estás diciendo”, comentó en una entrevista con la revista Heat cuando le preguntaron sobre las críticas de la periodista. “¿Alguien dijo algo feo de mí?”.

Cuando le explicaron a la cantante lo que Hopkins había escrito, solo se echó a reír. “Eso es porque no me conoce”, dijo. “¡Soy maravillosa! No me molesta. El mundo es libre. Di lo que quieras. Nunca me ha importado lo que diga la gente. Se trata más [sobre] si estoy feliz y sintiéndome bien. Eso ha sido siempre lo mío. Menos ahora desde que tengo familia, no busco ninguna otra aceptación”.

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN