October 24, 2016 06:51 PM

Todas las noches lo ves en Sin senos sí hay paraíso (Telemundo), en el papel del periodista Daniel Cerón; pero fuera de cámaras y en el día a día, Juan Pablo Llano es papá de Violeta y Matías.

“A mí me dicen ‘papá-mamá’ porque yo soy el hombre que cambio pañales, da [biberones], que es tierno, comprensivo. Hay una figura paterna en generaciones anteriores donde el papá era aquella persona seria que estaba ahí para corregir, para decir, y yo soy un papá un poquito más flexible, entonces por eso me dicen que soy “papá-mamá”, contó en charla con MezcalTV.

El actor colombiano mantiene distintas rutinas de juego con los hijos que tiene con Catalina Gómez. Para Violeta, de 9 años, él es su príncipe.

FOTOS: 13 de los papacitos más ‘hot’ del espectáculo

“Para mi hija siempre soy su príncipe y siempre se da a consentirme. Tenemos un acuerdo, que es que siempre hay un date, que es que vamos y salimos a cenar. Yo la invito a cenar y ese día ella se tiene que poner su mejor look y yo me tengo que poner mi mejor look y nos vamos a un restaurante, ella se sienta conmigo y conversamos; y eso es un plan que lo hago con ella”, dijo.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Y para Matías, de 7 años, Juan Pablo reserva los juegos del sexo fuerte. “Y con mi hijo jugar a juegos de hombres, a karate, a jugar con los carritos, ya está empezando a jugar con el Xbox, entonces le enseño cómo se juegan los videojuegos, salir a la calle a patinar, a montar en bicicleta. Como tengo niño y niña, cada uno es como un mundo distinto, así que hay que saberlo repartir”, finalizó.

You May Like

EDIT POST