La cantante lo dió todo en el escenario y aseguró que la próxima presidenta del país sería una mujer, Hillary Clinton.

Por Teresa Aranguez
Updated Octubre 30, 2016
Anuncio
John Parra/FilmMagic

Al mal tiempo buena cara. La lluvia no pudo con la magia y energía que se respiró anoche en el anfiteatro Bayfront de Miami. El fin, apoyar a la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton a ritmo de salsa, pop y reggaetón.

Unidos, esta vez por la música y sus ideales, Marc Anthony y Jennifer López volvieron a pisar el mismo escenario haciendo vibrar a los allí presentes. Con la ilusión reflejada en su rostro, la cantante de “On the floor” invitó al público a ejercer su derecho al voto el próximo 8 de noviembre y decir “no” a las peligrosas políticas de Donald Trump.

A su lado apoyándola estaba su ex, Marc quien afirmó sentirse más cómodo cantando que hablando. Aun así, el que fuera su marido por siete años pronunció un sincero discurso y presentó a las dos mujeres en las que más confía en este momento, según dijo. Una vez más la química y buen rollo entre ambos se palpó de principio a fin.

No es de extrañar que a Marc se fueran los ojos, el look elegido por Jennifer cortaba la respiración. Con un minivestido asimétrico rojo y blanco y botas hasta la rodilla. Se movió y coqueteó como sólo ella sabe. Aunque su momento cumbre, sin duda, fue la interpretación de “Respect”, tema estrella de la recordada Aretha Franklin. Con los sentimientos a flor de piel, la protagonista de la película Selena aseveró que la próxima presidenta de los Estados Unidos tenía que ser una mujer.

También dijeron presente en esta fiesta de color y sabor los integrantes del grupo Gente de Zona que, junto a Marc, hicieron bailar hasta al apuntador. El broche final lo puso la persona a quién se homenajeaba, la mismísima Hillary, quien sonriente y dicharachera salió al escenario para agradecer por tremenda fiesta. ¡El 8 de noviembre la cita es en las urnas!