Por Tania Cháidez
Updated Junio 05, 2014
Anuncio
Credit: Kevin Mazur/WireImage

Jennifer López volvió a sus orígenes con su primer concierto en El Bronx en más de una década, que ofreció a la gente con la que creció cuando solo era Jenny y soñaba con cantar.

La superestrella se presentó el miércoles en un espectáculo gratuito para 25,000 personas en la playa Orchard, en la que solía divertirse de pequeña.

Jennifer López apareció en el escenario sentada en un sillón dorado sosteniendo un bastón cubierto de piedras brillantes.

Durante 90 minutos, los asistentes disfrutaron de un recorrido por los éxitos musicales de la cantante, quien acompañada de un gran cuerpo de bailarines lo dio todo en el escenario, en el que lució varios cambios de vestuario que enfatizaban sus sensuales curvas.

El concierto arrancó con la canción de “Same Girl” y finalizó con el tema “Jenny From The Block” y tuvo como invitados a los raperos Ja Rule, French Montana y Fat Joe.

JLo con sus sensuales movimientos dentro de su espectáculo de vuelta a casa.

“¿No les encantan los veranos en El Bronx?”, preguntó la cantante en el escenario, “Es un sueño hecho realidad”, apuntó emocionada.

Al concierto asistieron seguidores de JLo de todas las edades, un buen número ondeando banderas puertorriqueñas, todo bajo un fuerte dispositivo de seguridad.

“Me divertí mucho anoche, gracias, JLovers”, con estas palabras la cantante agradeció a su gente en El Bronx, mediante su cuenta de Instagram, después del masivo concierto.