La cantante ofreció un concierto en Alicante, España, luego de que le dictaran auto de prisión a su pareja

Anuncio
Isabel Pantoja
Credit: getty images

Isabel Pantoja está dando cátedra de entereza. Luego de la espectacular detención de su pareja, Julián Muñoz, afuera de su hogar en Málaga, la tonadillera ha cumplido con su agenda de trabajo sin mostrar un ápice de pena.

Pantoja actuó el viernes en Almoradí, Alicante, ante una plaza llena y que según reportes, la “vitoreaba”. El compromiso artístico parecía ineludible, ya que según el diario mexicano Reforma, la cantante española habría recibido un pago previo de 60,000 euros (unos $76,000) por la actuación.

Durante el evento, Pantoja se mostró serena, dijo estar “feliz” de encontrarse ante su público e hizo votos por que todos tuvieran “una noche bonita”. En todo momento, Pantoja evitó hacer comentario alguno de lo ocurrido a su pareja.

Por su parte, Muñoz, el compañero sentimental de la cantante por más de dos años, permanece en la prisión malagueña de Alahurín de la Torre, donde un juez le dictó auto de prisión incondicional el viernes pasado. Al ex alcalde de Marbella, de 59 años, se le imputan cargos por delitos urbanísticos y fiscales, y enfrenta ahora una pena de 18 a 24 meses de prisión, además de que ha quedado inhabilitado para ejercer un cargo público por diez años.