Las autoridades han arrestado al tío de una menor cuyos restos fueron encontrados en un pozo después de que se denunciara su desaparición.

By Carolina Trejos
November 07, 2016 06:14 PM
Twitter / Texas Alerts

Tras cuatro días de búsqueda, las autoridades de Texas recuperaron los restos de Kayla Gómez Orozco, de 10 años, que había desparecido de una iglesia del este del estado y por la que se había emitido una alerta amber a nivel nacional. 

Al horror de la noticia se suma el hecho de que la policía arrestó como principal sospechoso del crimen al tío de la menor, Gustavo Zavala García, de 24 años, tambien residente de Texas.

Zavala García se encuentra en prisión y sin opción a salir bajo fianza debido a un caso pendiente de inmigración. Según las autoridades, ahora permanece en la cárcel del condado de Smith, según medios locales.

RELACIONADO: Tragedias que han conmocionado al mundo en 2016

La escuela a la que asistía la pequeña pidió usar el color rosa en honor a su memoria y se habilitará un espacio en la cafetería del centro para llevar cartas de condolencias a la familia Gómez Orozco.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El cuerpo de la menor fue encontrado en el fondo de un pozo privado cerca a la iglesia First Assembly of God en Bullard, 16 millas al sur de Tyler, Texas, en la que se vio la menor por última vez. 

Según las declaraciones del sheriff del condado de Smith, Larry Smith, el tío es el único sospechoso de la muerte de Kayla.

La alerta amber fue emitida el miércoles por el sheriff tras la denuncia de la desaparición de la menor, pero fue cancelada cuatro días después, una vez que se encontró su cuerpo en una propiedad cercana.

Aún se desconoce la causa de la muerte de Kayla o los motivos de su aparente asesinato.

Advertisement


EDIT POST