Por Lena Hansen
Updated Enero 07, 2016
Anuncio
Credit: Bruce Glikas/Bruce Glikas/FilmMagic

Muchos esperan con ansias el lanzamiento del disco de Emily Estefan, producción que saldrá a la venta este año. “Cuando la gente me pregunta cuál es mi género musical, les respondo con una frase de mi papá: ‘Es un arroz con mango'”, cuenta entre risas, recordando las palabras del productor Emilio Estefan. “Definitivamente tiene soul, R&B y trazos de mi orgullo latino en áreas inesperadas, tiene un poco de rock”.

Según la joven de 21 años —si bien heredó el don vocal de su madre, la cantante Gloria Estefan— sintió temor de cantar. “No cantaba y cuando cumplí 18 años dije: ‘Tengo que dejar de ser una cobarde'. Le tenía miedo a muchas cosas. Empecé a cantar. Me encerraba en mi cuarto a componer. Me quedaba despierta en las noches escribiendo”, confiesa Emily, quien pronto lanzará nuevas canciones además del primer sencillo F#ck to be que ha causado revuelo.

“Isaac es la estrella. Es el bebé de la familia”, dice sobre su perro bulldog, que aparece en el video de F#ck to be, tema que también será incluido en la banda sonora de la película A Change of Heart con William Levy por estrenar este año.

Crecer dentro de su célebre familia ha sido una bendición, y la joven no le teme a las comparaciones. “Es difícil y al principio me limitaba, pero luego te das cuenta que la gente va a decir lo que quiera y tienes que ignorarlo”, dice. “Tienes que tener la piel de acero porque mucha gente te va a comparar y hay que acostumbrarse”.

Su música y su personalidad son únicas. “Me encantan los deportes. Jugaba basquetbol en la escuela secundaria. Me lo tomé en serio. Me encanta tener conversaciones profundas. Amo la filosofía”, cuenta la artista, que ha compartido divertidas fotos en familia y múltiples videos rapeando con su abuela Gloria Fajardo en su cuenta de Instagram (ver abajo). “Es muy fácil hacerme feliz”.