Los pronósticos de que el voto latino iba a ser decisivo para impedir que Donald Trump llegara a la Casa Blanca fracasaron estrepitosamente. ¿Qué sucedió?

By Joaquim Utset
Updated November 09, 2016 03:07 PM
Chip Somodevilla/Getty Images

Al inicio de la jornada electoral del martes, Jorge Ramos observó en Twitter que se iba a poner a prueba la teoría de que "sin latinos no hay Casa Blanca".

Horas después el rostro del presentador de Noticiero Univisión, quizá el periodista más abiertamente enfrentado a Donald Trump, revelaba que la teoría había fracasado estrepitosamente: el magnate va camino de la Casa Blanca y el voto latino no se lo pudo impedir.

Según las encuestas a boca de urna que revelaron anoche varios medios de comunicación, los latinos sí favorecieron mayoritariamente a Hillary Clinton por encima de su rival republicano, pero no lo hicieron por números abrumadores y el número de votantes hispanos estuvo por debajo de lo esperado.

De acuerdo a CNN, los latinos representaron un 11 por ciento del electorado en todo el país, una cifra similar a la de hace cuatro años y que indica que no hubo ese espectacular aumento de votantes hispanos que se pronosticaba. Al menos, no lo suficiente como para contrarrestar la inesperada afluencia del voto blanco a favor de Trump.

"Al final, Trump sumó suficientes votos blancos para compensar sus pérdidas con los latinos", observó el analista Rubén Navarrete Jr. en The Daily Beast.

Los latinos que fueron a las urnas votaron un 71 por ciento a favor de la candidatura demócrata y el 29 por ciento a favor de la republicana, de acuerdo a las cifras de CNN. El The New York Times sitúa esos números en un 65 por ciento a un 29 por ciento.

En todo caso, unas cifras que incluso mejoran el desempeño del republicano Bob Dole en 1996, cuando obtuvo el 21 por ciento, o Mitt Romney en 2012, que logró el 27 por ciento. Por tanto, lejos del rechazo abrumador que se podía esperar contra un candidato con el discurso del empresario neoyorquino.

Otros indicios de que a Trump no le fue tan mal con los hispanos, pese a las informaciones de una alta participación y entusiasmo para votar en su contra, es que las encuestas a boca de urna de Fox News indican que en Carolina del Norte –uno de los estados clave- hasta el 36 por ciento de los hispanos votaron por el republicano.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

En la Florida, según Univisión, el 19 por ciento del voto total del estado fue hispano y favoreció a Clinton en un 62 por ciento, lo que califica de "sin precedentes". Pero al mismo tiempo, el 52 por ciento de los cubanoamericanos de ese estado se fueron con Trump, pese a que hace cuatro años apoyaron mayoritariamente al presidente Barack Obama, según Fox News.

Para los activistas y expertos que apostaban por el voto latino como un factor crucial los resultados de anoche es un revés que obliga replantearse algunos conceptos que se daban por seguros, destacaron los analistas anoche en los debates en las grandes cadenas de televisión.

También indican que el voto hispano está lejos de alcanzar todo su potencial. Hay 27 millones de hispanos con derecho al voto, de los que solo 16 millones están registrados para votar y apenas 13 millones lo hacen.

Advertisement