Por jclar
Updated Abril 09, 2014
Anuncio
Getty Images

El príncipe George hizo su primer gateo real con otros 10 bebés durante una cita para jugar en Nueva Zelanda.

George estuvo acompañado por sus padres, el príncipe William y la duquesa de Cambridge, el miércoles en una fiesta especial para nuevos padres, como parte de su gira por el país.

Sobre la mullida alfombra gris del Blandor Room de la casa gubernamental de Nueva Zelanda, la cual estaba repleta de juguetes —entre estos, bloquecitos para armar figuras y un xilófono— el pequeño George, de 8 meses, era una de los bebés más grandes del recinto.

El príncipe George comparte juguetes con sus nuevos amiguitos.

El bebé real llevaba un mameluco de mezclilla decorado con un botecito al frente, de la diseñadora Rachel Riley, y zapatos azules.

Kate miraba a su hijo diligentemente, limpiando su quijada de vez en cuando, mientras William conversaba con algunos de los otros padres.

“¡Esto es una locura, hay bebés por doquier!”, dijo William.

Kate, quien lucía un vestido blanco y negro en estampado geométrico de Tory Burch, sostenía las manitas de su hijo a la vez que conversaba con algunos padres. La duquesa agarraba las manitas de George para que pudiera tratar de pararse.

El príncipe George, en brazos de su mamá, la duquesa de Cambridge, saluda a una bebita.

George extendió su manita para saludar a otro de los niños. Además jugaba con los juguetes de los demás.

Este primer evento oficial de George en Nueva Zelanda formó parte de la celebración de la Royal New Zealand Plunket Society, una organización sin fines de lucro dedicada a la salud familiar.