Anuncio
Papa Francisco para articulo
Credit: Franco Origlia/Getty Images

El papa Francisco repartió besos, abrazos y bendiciones a los residentes de un barrio humilde de las afueras de Roma que visitó por sorpresa.

“¿Cuántos de ustedes hablan español?”, dijo en tono bromista el pontícife a los residentes, en su mayoría de origen suramericano. “Todos, todos”, respondieron emocionados los cientos de personas que compartieron con el pontífice.

El Papa se dirigía a una parroquia en el barrio de clase trabajadora de Tiburtina cuando pidió a sus ayudantes que hicieran una parada en el sector.

“Salió del vehículo y la gente se sorprendió cuando le vieron frente a sus viviendas”, explicó a la prensa el párroco local, Aristide Sana, que se trasladó a toda prisa al lugar cuando se enteró a último minuto de la parada imprevista del papa.

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN