Robin Marchant/Getty Images for ESPN
placeholder
November 01, 2016 04:10 PM

Ser conocido como el hijo de Superman no libró a Will Reeve de entrenar como cualquier otro participante de la maratón de Nueva York que el próximo domingo correrá en memoria de su padre, el inolvidable Christopher Revee

El joven de 24 años, que tiene un gran parecido con su progenitor, recorrerá las 26.2 millas de la prueba para crear conciencia acerca de las lesiones de la médula espinal como la que postró a su padre en un silla de ruedas en 1995 e influyó en los problemas coronarios que le costaron la vida en 2004 a los 55 años.

Solo 17 meses después, con solo 13 años, Will perdió también a su madre, Dana Reeve, quien falleció a los 44 años de un cáncer de pulmón pese a no ser una fumadora. 

Su recuredo es es uno de los incentivos del joven en esta carrera, en la que reunirá $35,000 para la fundación que crearon sus progenitores.  

RELACIONADO: Murió la esposa de Christophe Reeve

Por ahora el único obstáculo, junto al cansacio, que ha encontrado Will en su preparación fue un pequeño perro que le mordió mientras entrenaba en Maine. “Pero seguí corriendo”, contó al diario New York Post, “era una herida superficial”.

 

Tras quedarse huérfano, Will -quien tiene una media hermana y un medio hermano de una relación anterior de su padre- fue criado por amigos de sus padres en Bedford, Nueva York. 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Todo lo que hago es para rendir tributo al legado de mis padres”, indicó Will, quien en la actualidad trabaja como periodista en la cadena de televisión deportiva ESPN y vive en la ciudad de Nueva York. “Quiero que sus nombres sean recordados”.

El domingo a su lado correrán otras 50 personas dentro del “Team Reeve”, entre los que se encontrarán su novia y varios de sus amigos.

“Mis padres me transmitieron grandes valores”, señaló al rotativo. “Una de las cosas que me enseñaron desde pequeño es que si haces algo, debes hacerlo hasta el final”. 

You May Like

EDIT POST