Por Pilar Sopeséns
Updated Septiembre 08, 2014
Anuncio
Frazer Harrison/Getty Images for Mercedes-Benz Fashion Week

Estrechas pirámides verdes decoraban la pasarela de la diseñadora Carolina Herrera, que deslumbró con su colección de primavera/verano 2015 en la Semana de la Moda de Nueva York.

La venezolana apostó por vestidos y chaquetas estructurados en colores vibrantes como el coral y el amarillo, inspirados en las tonalidades de las flores, que también vimos estampadas en gran tamaño sobre los ricos tejidos. Las prendas, con marcadas líneas geométricas, sorprendieron por la mezcla de telas delicadas como el tul y la seda, con piezas de cuero que creaban volumen y daban a los atuendos cierto aire tecnológico sin perder un ápice de feminidad.

Orlando Pita, con productos de Biosilk, se encargó del peinado. Inspirado por la influencia de Japón en la colección, con las grandes flores y las fuertes siluetas que al estilista le recordaban a los vestidos de las geishas, quiso adaptar el look de los luchadores de sumo a la pasarela. “Complementa las prendas porque tiene formas definidas y gráficas”, explica Pita. “La clave es el espray fijador, hemos utilizado una botella por modelo prácticamente. El sumo se hace una coleta, pasa el elástico dejando un loop. Nosotros hemos cortado la punta en diagonal”.

La maquilladora Diane Kendal para MAC fue la artífice del maquillaje. “Queríamos algo sofisticado, elegante, definido pero chic. Hemos usado tonos dorados y marrones en el párpado, con brillo. Cejas más llenas y mejillas sonrosadas”, dice de su diseño para Herrera. “Lo más importante han sido los labios, hay cinco secciones en el desfile así que hemos usado cinco labiales diferentes”.

Si el maquillaje era sofisticado, las uñas no se quedaron atrás. “Es un rojo profundo”, señala Michelle Saunders, manicurista de Essie. “Con tantos tonos brillantes en la colección, es un tono neutral que va con todo y es clásico”.

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN