Anuncio
Brittany Maynard
Credit: Facebook/Brittany Maynard

Debbie Ziegler, la mamá de Brittany Maynard, ha defendido la decisión de su hija de terminar con su vida meses después de que fuera diagnosticada con un tumor cerebral terminal.

“La decisión que tomó mi hija de 29 años, de morir tranquila en vez de sufrir degradación física y emocional, y con intenso dolores, no merece ser etiquetada como censurable por extraños que se encuentran en otro continente y que no la conocen ni saben de su situación particular”, dice Ziegler en una carta divulgada por la organización Compassion & Choices.

La reacción de Ziegler llega después de que un representante oficial del Vaticano catalogara la muerte de Maynard de absurda y censurable.

“Dignidad es algo diferente a terminar con la vida de alguien”, dijo el monseñor Ignacio Carrasco de Paula a la agencia de noticias italiana ANSA.

“Censurable es una palabra que como profesora he usado para describir las acciones de Hitler, otros tiranos políticos y la explotación de niños por pedófilos”, explica en la carta Ziegler. “Britanny era generosa, era voluntaria, era maestra. Trabajaba para hacer del mundo un lugar mejor para vivir”.

Maynard puso fin a su vida el 1 de noviembre meses después de mudarse con su familia a Oregón, donde el suicidio asistido es legal.

Lee la carta completa en People

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN