El conductor de Otro rollo afirma que cuidará más su salud y rechazó rumores de una supuesta drogadicción

Por People Staff
Updated Septiembre 12, 2005
Anuncio
NTX Fotos

Adal Ramones salió del hospital luego de haber sido tratado por una esofagitis asegurando que comenzará a hacer ejercicio y a comer más sano, pero que no disminuirá su ritmo laboral.

“Tengo una hija que ahora me dice: ‘papi, no te hagas viejito, no quiero que te mueras nunca'. Cuando escuchas eso, ya pesa. No puedo permitirme otra visita más aquí”, afirmó a Reforma a su salida del hospital. “Ya voy a empezar a hacer ejercicio, y comenzaré a comer a mis horas y a dormir bien”, agregó. El conductor afirmó que hará todo lo posible para disminuir su nivel de estrés, pero trabajar menos horas no es una opción. “No voy a bajar mi trabajo, mi vida es el escenario. Soy muy entregado”, señaló.

Respecto a los comentarios que hizo Patty Chapoy durante su programa Ventaneando sobre una posible adicción como causa de su repentina hospitalización, Ramones se limitó a decir a Notimex que “dichos comentarios no merecen ni que me tome el tiempo de responder”.

Las visitas del conductor al hospital no terminan aquí, debido a que pronto comenzará a tratarse el insomnio que padece hace años.