La actriz mexicana Cynthia Klibto, de 49 años, habla de su participación en la telenovela Vino el amor (Univisión).

Por Moisés González
Updated Diciembre 08, 2016
Anuncio
Credit: Cortesía UNIVISION/TELEVISA

A punto de cumplir 50 años de vida y con tres décadas de trayectoria artística a sus espaldas, Cynthia Klibto se siente contenta porque –aseguró– está en un punto de su carrera en el que le ofrecen “personajes más enriquecidos, humanos y reales”.

“Ya fui chava, fui sex-symbol… ahora viene como una recompensa. Todos los personajes padres están en mi edad”, señaló.

Marta, el personaje que interpreta actualmente en la telenovela Vino el amor –que transmite Univision a las 9 p.m., hora del Este– es un claro ejemplo de ello.

“Es un personaje precioso. A mí me encanta y se me hace supercompleto”, expresó la primera actriz, que se dice feliz por el éxito que está teniendo la telenovela. “La verdad estoy muy contenta. Siempre se hace el trabajo con el mismo esfuerzo y cariño, pero cuando se reconoce es más padre”.

¿Cómo es en general el ambiente de trabajo del melodrama?
Tenemos un ritmo de trabajo pesado, pero la verdad es que la gente de la telenovela es preciosa y los chavos son superprofesionales y lindos. Yo me siento muy contenta trabajando al lado de Azela [Robinson], de Gabriel… Hay un elenco muy bonito. Creo que eso se refleja y por eso le está yendo tan bien al proyecto.

¿Qué es lo que más te gusta del personaje?
Me gusto mucho que es una mujer muy parecida a muchas mujeres en el mundo y que tiene la responsabilidad no solo de sus hijos sino que también es como una matriarca. Es un personaje muy dulce pero a la vez muy firme. También es una mujer que se puede enamorar. Es un personaje precioso. A mí me encanta y se me hace supercompleto. Cada vez que hago novelas siempre tocan mi carrera de una manera muy especial. Y este ha sido un personaje muy importante para mí.

¿En qué se parecen Cynthia Klitbo y Marta?
Somos muy parecidas. Las dos somos mamás. El razonamiento que tiene Marta con sus hijos me hace sentir más en común con el personaje.

En la telenovela eres madre de Luciana (Irina Baeva) y León (José Eduardo Derbez). ¿Cómo es trabajar con ellos? ¿Cómo se ha dado la relación entre ustedes?
A mí me gusta mucho trabajar con la gente joven porque vienen como muy ávidos de aprender, con muchas ganas y entusiasmo, entonces siempre que hago novelas donde tengo hijos me encariño mucho con ellos porque sí se crea una relación entre nosotros. Finalmente los abrazas, les das consejos, los quieres y los guías. Pero no solo con Irina y José Eduardo, que son mis consentidos, sino en general con todos los chavos. Es padre porque vienen muy disciplinados y muy ávidos de aprender cosas nuevas y además con toda la ilusión que contagia.

Foto: cortesía Televisa

¿Te piden consejos?
A veces sí, a veces no. A veces yo me meto o se mete Azela. Uno trata de protegerlos, de enseñarles el camino y de darles un poco de tu enseñanza. Ser un poco noble con lo que a ti te dio la vida y con la gente que estuvo antes que tú que también te abrió su camino.

En la vida real tienes una hija de 10 años. ¿Te pareces en esa faceta a tu personaje?
Creo que sí, al menos un poco. Yo también apapacho regañando. Soy de esas mamás que sí regañan, que sí jalan las orejas. Sí soy una mamá estricta, pero también muy amorosa. Ella es el amor de mi vida. Y obviamente, al igual que Marta, quiero lo mejor para ella.

¿Cómo se ha dado la química entre Juan Vidal (Bryan), tu pareja en la historia, y tú?
Juan y yo nos conocemos desde hace mucho tiempo. Ha sido amigo mío toda una vida. Y eso es muy padre porque trabajamos muy a gusto. Azela (Lilian) también es muy amiga mía entonces hay mucha armonía en las grabaciones. Trabajamos muy contentos.

¿Qué supone para ti interpretar este personaje a estas alturas de tu carrera?
Es muy padre. De joven hice más de 20 antagónicas y ahorita estoy haciendo personajes como más enriquecidos, humanos y reales. Y eso tiene que ver también con la edad. Voy a cumplir 50 años el próximo año y siento que los personajes así llegan en este momento. Ahorita me están llegando un montón de personajes ya como para primera actriz. Entonces me siento más contenta porque son más complicados y más difíciles de hacer. Ya fui chava, ya hice de sex-symbol… ahora viene como una recompensa. Todos los personajes padres están en mi edad.

Ahora interpretas a la buena, pero tu carrera ha estado marcada por las villanas. ¿Qué tipo de personajes disfrutas más interpretar y por qué?
Me gustan los personajes que tienen, como decimos aquí, carnita de donde comer. No me importa si el personaje es grande, chico, si es villana, si no lo es. Lo que me importa es que sea un personaje complicado y que tenga un mundo muy grande adentro.

¿Qué personaje no has interpretado aún y te gustaría hacerlo?
En televisión si hicieran la segunda vez de Cuna de lobos yo la haría y estaría feliz de la vida de dar vida a Catalina Creel. Esa villana es maravillosa.

Has participado en más de 20 telenovelas. ¿A qué proyectos les guardas más cariño?
La dueña es uno sin duda, también Cadenas de amargura y El privilegio de amar porque fueron las que me dejaron bien puesta en la vida. Pero De que te quiero te quiero, Alguna vez tendremos alas y Atrévete a soñar creo que son muy especiales para mí por los momentos que pasé tan agradables con mis compañeros.

No te pierdas Vino el amor de lunes a viernes a las 9 p.m., hora del Este, por Univisión.