Por Nohelia Castro
Updated Enero 14, 2016
Anuncio
Getty Images

La compañía de servicio de transporte Uber se encuentra en boca de todos a raíz de que uno de sus choferes se negara a trasladar a una mujer a punto de dar a luz y a su esposo a un hospital en Nueva York.

“No le hecho la culpa a Uber por el mal comportamiento de un conductor, [siempre] hay manzanas podridas en todas las organizaciones”, dijo a la revista Fortune David Lee, el esposo de la mujer en cinta.

Cuando la esposa de Lee comenzó a presentar contracciones, Lee llamó a un vehículo de Uber para trasladarlos a un hospital. Para sorpresa de ambos, el chofer – aún no identificado- no solo se negó a transportarlos por temor a que la mujer vomitara en su auto, sino que también les cobró $13 con el argumento de que le habían hecho perder el tiempo, explicaron.

Por fortuna, la pareja logró llegar a tiempo al hospital y hoy en día son padres de un bebé saludable.

Si bien Uber les devolvió los $13, Lee y su esposa señalaron que el incidente les ha dejado un mal sabor de boca.