Anuncio
Ariadna Gutiérrez, Paulina Vega y Pia Alonzo Wurtzbach
Credit: Ethan Miller / Getty Images
Armando Correa
Foto: Omar Cruz

Con un simple “I have to apologize”, Steve Harvey, el inconexo presentador del vilipendiado Miss Universo 2015, pensó que iba a solucionar la gran metedura de pata que dejó muy mal parados a Fox y a la organización del concurso de belleza más famoso del mundo.

La espectacular Ariadna Gutiérrez, con lágrimas en los ojos, era coronada frente a millones de televidentes alrededor del mundo, con los vítores de su país y de todos los latinos de Estados Unidos hasta que un “I have to apologize” la dejó temblando.

Debo reconocer que ya estaba un poco aburrido del show hasta que Harvey tomó el micrófono.

Me levanté del asiento y presté atención porque tenía el presentimiento que algún disparate iba a suceder. La maldición de Donald Trump, pensé, estaba a la puerta.

Después que el candidato republicano se vio “forzado” a vender su codiciada y querida franquicia cuando las cadenas Univisión y NBC se negaran a transmitir uno de sus concursos, y varios artistas rechazaron verse vinculados a un apellido que asociaron con discriminación, bullying y payasadas, el concurso se había vuelto protagonista de la mejor de las telenovelas, con demandas incluidas.

Harvey tuvo el coraje de llamar al proscenio a Pia Alonzo Wurtzbach, Miss Filipinas y confirmar que ella era la verdadera ganadora. La Miss Universo saliente, Paulina Vega, tuvo que regresar con la indigna responsabilidad de solucionar lo que ya no tenía solución. Le dio unas palmaditas a las dos misses y se le vio decir en español: “Las dos son ganadoras”.

Ariadna no entendía qué estaba sucediendo y mantuvo, por varios segundos, su postura de reina que tanto había ensayado. ¿Quién se iba a atrever a quitarle la corona? Paulina debió haber llamado a Harvey al escenario y exigirle que fuera él, el que la descoronara.

Lo siento Harvey, pero ese tipo de error es inaceptable. Y menos, esperar tanto tiempo para rectificarlo. ¿Qué estaban haciendo los productores? ¿Dormidos frente a los monitores?

No te preocupes Ariadna, porque como dijo tu coterránea Sofía Vergara, tú seguirás siendo para nosotros, la ganadora.

Lo cierto es que este error tiene que ser un llamado a la cordura. Algo no anda bien, pensamos todos, desde hace mucho tiempo con estos certámenes. Y ya no podemos culpar a Donald Trump. La credibilidad de los concursos de belleza siempre ha estado en tela de juicio. Ante los ojos de millones de seguidores, en vivo, tuvimos la prueba.

Hasta el próximo lunes,

Armando

Ariadna Gutiérrez
Miss Colombia, Ariadna Gutiérrez.