Por Tania Cháidez
Updated Junio 14, 2015
Anuncio
Credit: Andreas Rentz/Getty Images

Ayer sábado Suecia celebró la boda de su príncipe Carl Philip con la exmodelo Sofía Hellqvist.

La ceremonia se realizó en la capilla del Palacio Real y fue oficiada por el Obispo emérito Lars-Göran Lönnermark. El novio emocionado no pudo contener las lágrimas al ver llegar a su amada al altar.

El príncipe Carl Philip no pudo contener las lágrimas al ver llegar a su amada al altar.

Tras convertirse en marido y mujer, los recién casados realizaron un recorrido en un carruaje por las principales calles de Estocolmo para después dar un mensaje a los ciudadanos en donde el príncipe Carl presentó a su esposa la princesa Sofía.

El príncipe Carl Philip y la princesa Sofía en su recorrido por Estocolmo.

El momento más romántico, según reportaron los medios especializados en la realeza, sucedió durante el banquete nupcial cuando Carl le dedicó a su esposa las siguientes palabras.

“Sofía, nosotros nunca elegimos el camino difícil, él nos eligió a nosotros. Optamos por el amor y eso nos ha unido siempre…Te caracterizas por fuertes valores, pasión y coraje, el más importante de todos ellos es, quizá, el atreverse a ser uno mismo, para atreverse a ponerse de pie por sí mismo. Y, sobre todo, que el amor no conoce fronteras”, expresó conmovido el recién casado.

La ahora princesa sorprendió a su marido con una canción que ella misma escribió e interpretó la cantante sueca Molly Sadén junto a Danny Saucedo en el piano.

El vals de los novios, el príncipe Carl Philip y la princesa Sofía.

Tras cinco años de noviazgo, el príncipe anunció su compromiso con Sofía en 2014, una noticia que dio mucho de qué hablar pues ella además de ser plebeya, había posado para la revista para caballeros Slitz y fue parte del reality show Paradise Hotel en 2005. Por su parte el príncipe, es el tercero en la línea de sucesión al trono de Suecia.

A la boda de ensueño no asistió ningún representante de la corona española.

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN