Por Carolina Trejos
Updated marzo 04, 2016
Anuncio
Christopher Polk/WireImage

El novio de Bobbi Kristina Brown, Nick Gordon, “siempre ha sostenido que él no la mató” – y la autopsia revelada el viernes “respalda su afirmación”, una fuente cercana a Gordon contó a People.

“Ella tenía drogas en su organismo, y no era un cóctel”, dice la fuente. “Nick no inyectó drogas en su sistema”.

La fuente continúa: “Por desgracia, Bobbi Kristina consumió drogas durante mucho tiempo, y se ahogó en su bañera. Es una tragedia, pero Nick no la mató”.

Según el informe, el cuerpo de Brown mostró lesiones agudas; depresiones en el cráneo; contusiones en los brazos y los muslos; y docenas de “cicatrices en la cabeza y el cuello, el torso y las extremidades”.

Un informe de toxicología mostró marihuana, alcohol, “una sustancia relacionada con la cocaína”, se encontraron sedantes y medicamentos contra la ansiedad y la morfina en el sistema de la joven.

La fuente también dice que los hallazgos de la autopsia contradicen las afirmaciones de una demanda por muerte injusta que se levantó contra Gordon. La familia de Brown alega que “murió debido a un violento altercado” con Gordon y que “le inyectó una mezcla tóxica”.

Gordon ha negado las alegaciones previamente.

De acuerdo a la fuente, “Él [Gordon] no ha podido llorar su pérdida, porque ha estado demasiado ocupado defendiéndose de las afirmaciones de que él la mató. Él extraña a Bobbi Kristina y todavía le afecta”.