La Policía de Chicago ya detuvo a dos sospechosos en el asesinato del jovencito de quince años.

Por Celeste Rodas de Juárez
Updated Noviembre 20, 2016
Anuncio

Un par de zapatillas deportivas fue el precio que Jovan Wilson, de apenas quince años, pagó por su vida. El viernes, en su propio hogar en Englewood, una comunidad al sureste de Chicago, un joven de quince años y una jovencita de diecisiete, llegaron a su casa y se enfrascaron en una disputa sobre unas zapatillas de baloncesto. Entonces, el joven le disparó a Wilson en la cabeza, quien murió en el acto.

La policía ya arrestó a los dos sospechosos del crimen.

La víctima era el nieto del político demócrata Danny Davis, de Chicago, quien ha estado por unos veinte años en la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

Al enterarse de la tragedia, el congresista lamentó que su nieto haya sido víctima de un mundo en donde las armas y la violencia se hayan convertido en algo común.

“Es casi algo común. La gente ya no opina sobre eso. Los jóvenes invariablemente dicen ‘Conozco muchos chicos que tienen armas. Conozco a muchas chicas que tienen armas'. Esto se ha convertido en parte de la cultura de un ambiente que tiene que cambiar”.

Así mismo el congresista dijo: “La pregunta es ¿cómo un chico de quince años obtiene una pistola? ¿Quién dejó que tuviera un arma y bajo que circunstancias? No hay respuesta para eso, excepto que la disponibilidad de armas está tan dominante en Estados Unidos que hemos llegado al punto que cuesta discernir quién la tiene”.