Una pareja del estado de Washington afronta una larga lista de cargos después de que las autoridades las acusaran de inyectar heroína a sus hijos.

Por Celeste Rodas de Juárez
Updated Noviembre 02, 2016
Anuncio
Ashlee Rose Hutt y Mac McIver
Credit: Facebook

Una pareja del estado de Washington ha sido acusada por las autoridades de inyectar heroína a sus tres hijos, a lo que mantenía en condiciones deplorables en medio de jeringuillas y defecaciones de ratas.

Mac Leroy Mclver, de 25 años, y Ashlee Hutt, de 24, afrontan una larga lista de cargos que incluyen la administración ilegal de una sustancia controlada a un menor, maltrato criminal y asalto a un menor.

Los investigadores del caso descubrieron marcas, cortes y moretones en los cuerpecitos de los tres pequeños de 6, 4 y 2 años, que se correspondían con la inyección de drogas. Cuando interrogaron al mayor, el niños explicó que sus padres le daban “una medicina para hacerlo sentir bien” que describió como “un polvo blanco, que mezclaban con agua”.

De acuerdo a CNN, los padres admitieron a los trabajadores sociales del estado que consumen heroína, pero culparon a otros cuando les preguntaron acerca de si inyectaban a sus hijos.

La pareja estaba en la mira de las autoridades desde el año pasado, cuando se investigó presuntos maltratos. Visitas posteriores revelaron las condiciones en que vivían los menores y las autoridades finalmente decidieron retirarlos de su hogar.

Según parece, los niños de 6 y 4 años fueron los que recibieron las mayores dosis de droga.

En su comparecencia en la corte el juez impuso una fianza de $100,000 tanto a Hutt como Mciver, según los medios que han seguido el caso. Ambos siguen en prisión, mientras los niños han sido ubicados en hogares de acogida.

“Están bien”, dijo a la cadena de televisión local KIRO el portavoz del sheriff del condado de Pierce Ed Troyer.

El juicio a Hutt está programado para el 20 de diciembre y el de McIver para el 16 de febrero del año que viene.