Por Laura D'Ocon
Updated Enero 25, 2016
Anuncio
razer Harrison/AMA2015/Getty Images for dcp; Francesco Castaldo/Pacific Press/LightRocket via Getty Images

Si alguien se llevó una grata sorpresa en el reciente concierto de Madonna en el American Airlines Arena de Miami fue la cantante Ariana Grande. La artista de 22 años creía que iba a ver la presentación de la Reina del Pop y a bailar con sus amigas en su asiento, cuando terminó siendo una de las atracciones estelares del concierto del Rebel Heart World Tour.

ARIANA REACTING TO MADONNA WAS ME REACTING AT HER pic.twitter.com/0AvDW0pBgu

— sophia (@grandethengomez) January 25, 2016

Durante la popular interpretación de “Unapologetic Bitch”, Madonna invitó a Grande a subir al escenario para que fuera su “bitch” de la noche o, al menos, por esa canción. Las dos bailaron y se abrazaron, en lo que probablemente fue una de las mejores noches de Ariana, gran admiradora de Madonna.

Mucha complicidad y buen humor en el escenario, hasta cuando Madonna le hizo una pícara pregunta sobre el tamaño de un plátano que hace a todos sus invitados especiales. “Alguna vez has visto algo tan grande… supongo que sí… (tose) [su ex] Big Sean, (tose)”, bromeó.

“Unapologetic bitch, the one and only Ariana Grande!”, fueron las palabras de Madonna usó para despedir a la cantante nacida en Florida. Ari respondió con un mensaje en Instagram: “Estoy muerta, Madonna. Gracias por la paliza y el plátano. #unapologeticbitches #forever #rebelheart “.