Anuncio
Amal Clooney
Credit: Kevork Djansezian/NBC/NBC via Getty Images

Tras caminar la alfombra roja de los Globos de Oro del brazo de su esposo, el actor George Clooney, Amal Clooney se quitó el vestido de gala para ponerse a trabajar con la toga de abogado.

Su misión: representar a Armenia en un histórico juicio ante la Corte Europea de Derechos Humanos que empezó este miércoles, informó PEOPLE.

La señora Clooney forma parte de la apelación al fallo de ese alto tribunal situado en Francia, descrito como la Corte Suprema de Europa, de que una ley suiza que prohíbe la negación pública del genocidio armenio es una violación de la libertad de expresión.

Amal y George Clooney
Alberto Rodriguez/NBC/NBCU Photo Bank

Suiza apeló el veredicto, cuyo resultado podría tener ramificaciones para otras naciones europeas, como Francia, que ha intentando prohibir la negación del genocidio.

Por su parte, la esposa del actor de 36 años, intentará refutar durante el proceso el argumento de algunos países, particularmente Turquía, que consideran que las matanzas y deportaciones de armenios por parte del Imperio Otomano entre 1915 y 1923 no constituyen un acto de genocidio.

Este es el primer gran caso de la esposa del actor este año. Entre otras cosas, Alamuddin representó a Grecia el año pasado en su intento por recuperar al país los mármoles del Partenón, que se encuentran en el Museo Británico.

Recientemente, la recién casada también representó a uno de tres periodistas de Al Jazeera encarcelados en Egipto.

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN