Por Nohelia Castro
Updated Agosto 15, 2016
Anuncio
Credit: David Livingston/Getty Images

A pesar que Aislinn Derbez engalana portadas de revistas y llama la atención por su belleza, en su infancia la actriz mexicana se sentía un patito feo.

“No fui de las más agraciadas. Siempre pasaba muy desapercibida, nunca le gusté a los niños”, dijo Derbez, de 30 años, en entrevista con el programa Ventaneando. “Me preguntaba: ‘¿Qué se sentirá gustarles a los niños?'. Tenía como 15 o 16 años, nunca en la vida alguien me había dicho ‘me gustas', me sentía no vista y echada a un lado siempre”.

Aislinn, quien contrajo matrimonio con Mauricio Ochmann a finales de mayo en una íntima ceremonia en Tepoztlán, Morelos, aseguró que cuando era chica fue víctima del bullying por parte de sus compañeros.

“La adolescencia estuvo muy fuerte. No me ayudaban muchas cosas [como] tener un papá famoso. Sufrí de bullying en la escuela, era la época en la que [mi padre Eugenio Derbez] hacía todos sus personajes y me hacían alusión a sus personajes [como] el Lonje Moco. En lugar de defenderme me hacía chiquita”, dijo Aislinn.

La también modelo reveló que la actuación la ayudó a superar esas traumáticas experiencias. “Me daba miedo ser actriz, me sentía presionada pues yo no quería ser actriz. Cuando te atreves a cumplir un sueño que te da miedo como que algo empiezas a irradiar y todo empieza a fluir muy bien. Ahí me empecé a sentir más libre y más en confianza conmigo misma”, contó. “Cuando tienes confianza en ti comienzas a irradiar belleza. Siento que esa fue la época en que me empecé a sentir más bonita por dentro y por fuera”.