Adriana Cataño habla del reality show My Life is a Telenovela (WE TV), donde tiene escenas de conflicto con la modelo cubana Sissi Fleitas.

Por Lena Hansen
Updated Octubre 25, 2016
Anuncio
Adriana Cataño
Credit: John Parra/Getty Images for Venue Magazine

Adriana Cataño habla del nuevo reality show My Life is a Telenovela (WE TV), que sigue las vidas de varios actores en Miami. “Para mí fue muy difícil porque no sé porqué dos personas empezaron a hacerme bullying desde el primer momento”, dice sobre la modelo cubana Sissi Fleitas y el actor venezolano Enrique Sapene. “Fue muy feo y yo jamás me prestaría para hacer un programa que no fuera real. Yo soy yo”, asegura Cataño.

Según la actriz y presentadora de raíces colombianas, la grabación tiene su dosis real de drama. “Jamás me imaginé que a mí me iban a atacar verbalmente, que a mí un hombre fuera a gritarme y a acusarme de cosas que cuando ves el capítulo dos y tres te das cuenta que todo lo que él dice es mentira”, dice sobre Sapene.

Cataño vio este reality como una buena plataforma para su carrera. “Cuando yo salgo se van a sentir muy orgullosos de la mujer latina. Es la primera vez que una cadena norteamericana contrata un elenco latino”, cuenta. “Yo soy quien soy en el reality show y no me presté para nada que fuera violento ni para gritos porque esa no soy yo”.

Ella asegura que no haría nada que diera un mal ejemplo a su hija Gaby Cataño, de 21 años.”Mi mamá me enseñó buenos modales, mi abuelita también y somos pro mujer”, asegura ella. En el reality, ella audiciona para el mismo rol para el culebrón Eva la trailera que Fleitas, y según Cataño, la modelo cubana le pidió que no audicionara para este papel cuando se vieron en una fiesta en Miami. “Yo estoy en una fiesta y ella se me acerca y me dice: ‘No vayas ese casting mañana. A tí no te van a dar el papel porque tú eres muy buena persona'. Yo me quedo en shock”, cuenta.

En My Life is a Telenovela, también vemos como Fleitas le tira una copa de champán a Cataño en una pelea entre ambas. “Yo no tengo que aclararles nada porque ahí está toda la verdad. Ahí se nota como soy como mujer, como madre, y que soy una persona educada, de buenos modales y que no soy una chusma, que no me presto para estar dándole golpes a otras mujeres ni para estar tirándole champán en la cara a otras mujeres. Esa no ha sido mi carrera”.