Emma, de apenas 13, renuncia a cualquier capricho y pide como deseo ayudar a los  más necesitados.

By Teresa Aranguez
October 29, 2016 06:25 PM
Make-A-Wish Idaho/Instagram

Todo apuntaba a que sería el viaje de sus vidas. La familia al completo estaba entusiasmada con su visita a Disney World. Sin embargo, Emma, de apenas 10 años, no pudo disfrutar como hubiese querido de este sueño. La alta fiebre y los escalofríos de la pequeña alertaron a su madre, Nina Allred, de que algo iba mal.

De vuelta a casa en Twin Falls, Idaho, los dolores prosiguieron, esta vez de estómago, así que decidieron hacerle un chequeo. Malas noticias. Los doctores diagnosticaron a Emma de cáncer de ovarios, una noticia que dejó a la familia destrozada ya que se trata de un caso nada típico. “Es muy raro”, explica el especialista Nathan Meeker del St. Luke’s Mountain States Tumor Institute a la revista People. “El tumor de ovarios representa sólo un uno por ciento de todos los tumores vistos en los más pequeños”.

FOTOS: Famosas que le ganaron la batalla al cáncer del seno

Con las sesiones de quimioterapia llegó el malestar físico y la pérdida de pelo, pero lo que Emma y su familia no perdieron nunca fue el sentido del humor y la esperanza. Su positividad le hicieron recuperarse por completo en diciembre del 2013. Sin embargo, dos años después la enfermedad remitió, esta vez con un tumor en la parte inferior del abdomen.

https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%

“>www.facebook.com/plugins/post.php?href=https%3A%2F%2Fwww.f…

Tras volver a pasar por quirófano, Emma, hoy de 13 años, fue contactada por la organización Make a Wish para que pidiera su propio deseo. Su historia de superación la hicieron más que merecedora de ello. Podría pedir lo que quisiera para ella, pero lejos de hacerlo, la pequeña decidió que su deseo sería ayudar a los que más lo necesitan, personas sin techo ni comida.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Desde ese momento la organización se puso en marcha para celebrar un evento inolvidable en su localidad que logró reunir comida y enseres para personas sin hogar y en necesidad. “Me sentí genial ayudándoles”, aseguró Emma, todavía inmersa en la batalla contra esta enfermedad. “Cuanto más das, más sonríe la gente, hace que su día sea mejor”. Deseo cumplido pequeña.

Advertisement


EDIT POST