Por Nohelia Castro
Updated Mayo 26, 2015
Anuncio
Johnny Depp
Credit: Steve Granitz/WireImage

Johnny Depp podría enfrentarse 10 años en prisión y una multa de $265,000 por ingresar sus perros a Australia sin declararlos a las autoridades.

Así se le informó a un comité del Senado australiano el lunes, según People.

El actor llegó a Australia a principios de mayo junto a su esposa Amber Heard y sus perros de raza Yorkshire terriers Boo y Pistol para reincorporarse al rodaje de la nueva entrega de la saga Pirates of the Caribbean.

Como Depp no cumplió con la cuarentena a la que deben someterse los animales que ingresan a territorio australiano, el ministro de Agricultura del país, Barnaby Joyce, le dio un plazo de 50 horas para que se llevara a sus mascotas del país o corriera el riesgo de que fueran sacrificadas.

A pesar que los animales de Depp se encuentran a salvo en Estados Unidos, las autoridades de agricultura australianas van a llevar a cabo una “investigación detallada de todas las denuncias de incumplimiento de la ley de cuarentena de Australia”, informó su portavoz, Wayne Terpstra, a la revista australiana WHO.

REGÍSTRATE AQUÍ PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN