People en Espanol logo

Manténgase conectado

Suscríbete

Anúnciate con nosotros

Más

Skip to content

Telenovelas

De exitoso protagonista de telenovela a conductor de Uber

Publicado

 

La vida de Ricardo Álamo, protagonista de exitosas telenovelas como Rebeca y Juana la virgen, ha dado un giro de 180 grados en los últimos años. La situación crítica que se vive en su país de origen ha llevado al actor venezolano a emigrar a Estados Unidos en busca de un futuro mejor. Sin ofertas de trabajo hasta ahora en el mundo de la actuación, Álamo se ha visto en la necesidad de recurrir a otras profesiones para sacar a su familia adelante, entre ellas conductor del servicio de transporte privado Uber.

Lejos de sentir pena, el que fuera protagonista de una decena de telenovelas –la mayoría grabadas en su Venezuela natal– mostró recientemente su perfil de Uber a través de las redes sociales y respondió de una manera muy elegante a todos aquellos que le han criticado por su ‘nuevo’ trabajo.

“Para los habladores de paja. Este es mi perfil de Uber, para el que no conozca es un servicio de Taxis. Estamos afuera, echándole bolas a lo que sea. Sudándonos el culo día y noche. Y hablo en plural porque hablo en nombre de todos los venezolanos honrados que están en la misma situación”, expresó el artista de 46 años en Instagram.

“No es momento de destruir, es momento de unir, desde el lugar que nos encontremos, poner nuestro aporte. Sigamos unidos adelante, firmes UNIDOS”, concluyó.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Con una carrera artística a sus espaldas de más de dos décadas, Álamo se convirtió en uno de los actores venezolanos más reconocidos en el exterior gracias a sus protagónicos en exitosas telenovelas como Rebeca (2003), Ser bonita no basta (2005) y La mujer perfecta (2011).

La última vez que Ricardo protagonizó un melodrama fue hace tres años cuando dio vida al galán de De todas maneras Rosa, historia que grabó en 2014 en su Venezuela natal.

Álamo no es el único actor que ha confesado que trabaja como conductor de Uber para poder salir adelante. Hace unos meses, el actor mexicano Pablo Azar también reveló que tuvo que recurrir a esta profesión tras atravesar algunas dificultades económicas.

“Mientras hice Uber fue una dosis de humildad, de crecimiento humano y espiritual”, dijo entonces.