December 20, 2017 AT 06:39 PM EST

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Como ya todos sabemos Meghan Markle se ha convertido en uno de los miembros de la realeza favoritos. Y es que desde que se comprometió con el príncipe William después de más de un año de noviazgo, ha estado en el ojo público, pero sobretodo ha estado en el radar de las fashionistas del mundo que anhelan lucir como ella. El ejemplo está en que cada vez que la joven aparece con un atuendo, este se agota en minutos. El efecto Meghan es tan fuerte, aun cuando todavía no es la esposa del príncipe, que el abrigo que lució el día del anuncio de su compromiso se agotó de inmediato y lo mismo ocurrió con el bolso que llevó durante la primera aparición oficial después de haber anunciado su compromiso.

Cortesía

La exactriz ya vive en Londres junto a su futuro esposo y desde ya está asistiendo a eventos e incluso a encuentros con la reina Isabel. Esta vez fue invitada al almuerzo navideño que realiza anualmente la reina y de inmediato causó revuelo. Y es que para la ocasión Markle eligió un elegante vestido negro con encaje en la parte superior de la marca londinense Self Portrait y que se agotó en pocas horas, incluso cuando aún no se lo han visto por completo a la joven.

Karwai Tang/WireImage)
Max Mumby/Indigo/Getty Images

El vestido, que también viene en versión mini, es femenino, glamoroso y sobretodo muy elegante, perfecto para tan importante ocasión. Incluso estaba en especial a un precio de $214. Por eso no es sorpresa que se haya agotado tan rápido.

Al parecer Markle le pidió consejo a su futura cuñada Kate Middleton, a quien ya hemos visto con una que otra pieza de la famosa marca, favorita de muchas celebridades de Hollywood. Sin duda, la futura esposa del príncipe seguirá causando estragos cada vez que aparezca en público. ¿Te gusta su estilo?

You May Like

EDIT POST