People en Espanol logo

Subscribeme

Manténgase conectado

Suscríbete

Anúnciate con nosotros

Más

Skip to content

Belleza

My Beauty Journey: por qué Marjorie de Sousa no quiere ser perfecta

Publicado

Desde la portada de nuestro número de junio junto a su hijo Matías Gregorio a la confirmación de su regreso a la televisión, parece que estos días Marjorie de Sousa está más solicitada que nunca. Solo hacía unos meses que dio a luz a su primer hijo cuando posó en la sesión de fotos para la portada “Los 50 más Bellos”, pero la venezolana no tuvo reparo en hablar sobre su recuperación tras el parto y lo que la belleza significa ahora para ella.

Aunque ahora resulte dificil de creer, Marjorie nos aseguró que cuando estaba en la escuela era un patito feo. “Por muchos años use aparatos en la boca, usé lentes… todavía los uso, cosa que me encanta porque se me hace que se ven super sexy, pero en ese momento me sentía horrible”, reconoce.

Fluir… 🙌🏻🎈🙏🏻

A post shared by Marjorie De Sousa 🌟 (@marjodsousa) on

Sin embargo, cuando llegó la adolescencia y le quitaron la ortodoncia dice que se soltó literalmente la melena. “Aunque nunca fui de maquillarme mucho, me parece que lo natural es atractivo. Tampoco me ha gustado peinarme nunca, siempre he sido así”.

Y es que la actriz reconoce que admira a las mujeres que transmiten naturalidad y seguridad en sí mismas, como Julia Roberts, uno de sus iconos de belleza. “Creo que es una mujer super natural y muy auténtica. Las mujeres deberíamos copiar ese tipo de cosas, no estar buscando tanto ser perfecta porque no somos perfectas y yo creo que lo bonito es ser como somos”.

Ahora han pasado 6 meses del nacimiento del hijo que tiene en común con Julián Gil y la actriz  está estupenda, pero no teme reconocer lo vulnerable que se sintió al participar en aquella sesión de fotos rodeada de otras bellezas.

“Este el primer trabajo fotográfico después de mi barriga y creo que es un momento para la mujer super vulnerable. Muchas sufren depresión postparto […] no te sientes en tu peso, a lo mejor tu cara está un poco más hinchada… [es que] toma un año recuperarse. A lo mejor la gente no lo ve, pero tú no te sientes cómoda, tú te sientes así”, admite.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La actriz de 37 años insistió en que, desde su punto de vista, la belleza no consiste solo en sentirse guapa o encontrar el peinado que mejor te sienta y no quiso cerrar la entrevista sin recordar a todos en general y a los jóvenes en particular que lo importante realmente es aceptarse tal y cómo eres.

“El hecho de que cada ser humano es único, eso hay que valorarlo. A veces nos empeñamos en parecernos a otra persona, ¡pero no! Dios nos hizo únicos, el cuerpo es una máquina perfecta entonces, si tienes curvas apláudelas y abrázalas porque son lo máximo y si eres muy delgada pues también. Creo que los prototipos han afectado mucho a los adolescentes y nosotros los artistas debemos implusar el hecho de que la gente se quiera y se valore como es”, dijo.