June 26, 2018 AT 10:56 PM EDT

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

De alguna manera u otra la moda siempre ha estado ligada con la política. Por décadas algunos de los diseñadores más importantes han vestido a las primeras damas de los países más poderosos y en los últimos años han usado su talento y sus desfiles para pronunciarse a favor de alguna causa social e incluso hasta para expresar su desacuerdo con temas políticos. Esas acciones han sido aplaudidas por muchos tanto en la industria como los fanáticos. Sin embargo ese no fue el caso de la nueva campaña de la marca Moschino la cual el diseñador Jeremy Scott anunció en su cuenta de Instagram con un título un poco controversial.

“Lo único ilegal de esta extranjera es lo bien que luce”, escribió Scott al pie de la foto de la campaña donde aparece Gigi Hadid vestida con un vestido naranja de la colección de otoño 2018 de Moschino, una peluca de pelo corto y la piel pintada de azul.

Fue precisamente su comentario, que ya fue cambiado, lo que ocasionó una ola de comentarios en contra del diseñador debido a que el tema de los ilegales en este momento es muy delicado y sensible para millones de personas.

Algunos lo acusaron de querer hacer dinero con el dolor ajeno y hasta le sugirieron que mejor hiciera algo de provecho que realmente ayude a los inmigrantes que están siendo separados de sus familias en la frontera.

El diseñador se defendió diciendo que en realidad había creado la campaña Alien Nation para crear conciencia acerca de lo que está pasando.

“El concepto de mi campaña es para atraer atención a la dura postura que tiene la administración de Estados Unidos en contra de los inmigrantes ilegales”, escribió el diseñador en su cuenta de Instagram. “Pinté las modelos en mi show y en esta campaña como una manera de abrir la discusión acerca de qué realmente es un extranjero. ¿Son naranja, son azules, amarillos, verdes? ¿Esto realmente importa? Ellos son nuestros amigos, nuestros compañeros de trabajo, nuestros vecinos, parientes, personas a las que amamos”.

Aun después de cambiar el título de la foto y asegurar que su campaña, en la que también participa Kaia Gerber, solo busca crear conciencia acerca de lo que está pasando, muchos de sus seguidores continuaron insultándolo.

You May Like

EDIT POST