Yolaine Díaz
December 01, 2017 AT 11:24 AM EST

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

De la noche a la mañana Meghan Markle pasó de ser una actriz de Hollywood, mejor conocida por su personaje en la serie Suits, a convertirse en una de las mujeres más asediadas por la prensa mundial. Y es que se acaba de comprometer con el príncipe William a poco más de un año de haber empezado su noviazgo y esta noticia ha sido toda una revolución. Todos quieren saber los detalles de su nueva vida, incluyendo por supuesto todas las prendas que usa. El efecto Meghan es tan fuerte, aun cuando todavía no es la esposa del príncipe, que el abrigo que lució el día del anuncio de su compromiso se agotó de inmediato. Ahora Markle hizo su primera aparición oficial después del anuncio y lució como toda una integrante más de la realeza británica.

La pareja asistió al evento de la fundación Terrance Higgins Trust en el Día mundial del sida, llevado a cabo en el National Justice Museum de Nottingham, Inglaterra. En las afueras del lugar los esperaban cientos de londinenses que le dieron un excelente recibimiento a la exactriz, quien llegó luciendo más enamorada que nunca y por supuesto superelegante.

Andy Stenning - WPA Pool/Getty Images
Adrian Dennis - WPA Pool/Getty Images

 

Chris Jackson/Getty Images
Chris Jackson/Getty Images
Chris Jackson/Getty Images
Anthony Devlin/Getty Images

Para la ocasión, la futura duquesa eligió una falda caqui de largo midi de la marca británica Joseph, un top negro de cuello alto, botas de gamuza y un abrigo azul marino de la marca canadiense Mackage. De hecho, el abrigo era muy parecido al que vestía su prometido.

Markle llevó un maquillaje supersencillo, que incluía sombra gris, labial nude y rubor rosa pálido. La piel de la joven lució radiante y su pelo impecable con ondas sueltas.

Aunque luce más moderna y relajada que la princesa Kate, no cabe duda de que Markle sabe muy bien cómo vestirse para estar a la altura de su nueva familia. ¿No crees?

You May Like

EDIT POST