Yolaine Díaz
July 21, 2017 AT 05:09 PM EDT

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Kate Middleton llegó a Alemania junto a sus hijos y su esposo el príncipe William, como parte de una gira de cinco días por Polonia y dicha nación. En la primera parada de su gira, la princesa se convirtió en el centro de atención gracias a los fabulosos atuendos que portó, pero los que eligió para lucir en Alemania fueron aún más espectaculares. Aunque la pareja real ya terminó su corto tour pero ambos países, no podemos dejar de pensar en los increíbles looks que lució Kate en la segunda parte de dicha gira. La vimos portar colores vibrantes y piezas modernas, que la hicieron lucir superchic.

Para llegar a Alemania Kate eligió un vestido azul real de Catherine Walker, que complementó con un abrigo del mismo color y zapatos cremas de Gianvito Rossi. Un recogido en la nuca y delicadas joyas le dieron el toque perfecto a su look. Con ese mismo atuendo, la princesa y su esposo visitaron una fundación que alberga niños de la calle.

Getty Images

Para seguir con su ajetreada agenda, la futura reina eligió un moderno vestido rojo con los hombros al descubierto de Alexander McQueen que la hizo ver muy fresca. Su coqueto vestido maxi lo combinó con sandalias cremas de Prada y las acostumbradas ondas sueltas en su melena.

En su segundo día en tierras alemanas, la duquesa continuó con su desfile de atuendos supercool y en colores muy veraniegos. La vimos ataviada con un vestido amarillo de encaje con falda en A de Jenny Packham. Como Kate usó este vestido para ir a un mercado alemán tradicional, optó por cómodos zapatos de plataforma corrida de Monsoon.

Getty Images

Ese mismo día, la pareja se dirigió a una recepción y para la ocasión la princesa volvió a elegir un elegante y coqueto vestido, esta vez del diseñador Markus Lupfer.

Getty Images

El atuendo que usó el último día de la gira y con el que tomó un avión para regresar a su país, también nos dejó enamorados. Kate lució regia con un favorecedor vestido de color lavanda de manga larga y falda en A de Emilia Wickstead, que complementó con uno de sus pares de zapatos cremas favoritos del diseñador Gianvito Rossi.

En solo cinco días la princesa deslumbró con los casi diez atuendos que portó para cumplir con sus compromisos tanto en Polonia como en Alemania. Sin duda, Kate es toda una fashionista.

 

You May Like

EDIT POST