July 13, 2017 AT 12:10 PM EDT

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Desde que ganó el concurso Nuestra Belleza Latina, la vida de Francisca Lachapel ha cambiado por completo. De ser una chica sencilla llena de sueños que trabajaba en un restaurante en la ciudad de Nueva York, se convirtió en una de las presentadoras más queridas de la televisión. Sin embargo, ese salto a la fama no fue fácil para la también actriz dominicana. Sus redes sociales se llenaron de personas que la querían y admiraban, pero también de comentarios fuertes y denigrantes hacia su apariencia que le afectaron muchísimo.

“Cuando gano Belleza latina, la crítica de la gente me hace sentir como un monstruo”, cuenta Lachapel. “Eran tan fuertes la críticas a nivel de belleza porque para muchos yo no encajo en el prototipo de belleza para haber ganado una corona”.

Por suerte y gracias al apoyo de su familia, la presentadora superó las críticas y se enfocó en todas las muestras de apoyo que le mostraron sus más de un millón de seguidores en las redes sociales.

“Sí han sido muchos los que me han criticado, pero han sido más los que me han querido”, dice. “Toda esa gente que me escribe, que me han dicho que se inspiran, que han retomado una carrera [y] han seguido adelante porque piensan que si yo puedo ellos pueden. Ese es el mejor premio que yo he recibido y es la mayor fuerza, el mayor empuje para seguir adelante”.

Gracias a su talento, empeño y por supuesto belleza, Lachapel sigue triunfando en Univisión y hace poco formó parte de la portada de los 50 más bellos de People en español. Definitivamente Francisca es una de las consentidas.

 

You May Like