May 19, 2018 AT 07:50 AM EDT

Como en cada ceremonia, el vestido de la novia es el secreto que todos quieren saber. ¡Pues ya se ha desvelado! Meghan Markle dice ‘Sí, acepto’ al Príncipe Harry en una ceremonia de ensueño en la capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor vestida de blanco y con un diseño de Clare Waight Keller para Gyvenchy.

Hecho de seda y con cuello de barco, de manga de tres cuartos y ceñido en la cintura, el vestido resalta por su sencillez y la organza como protagonista. Moderno pero clásico, sencillo pero espléndido a la vez, Meghan ha sorprendido a todos con su elegancia y saber estar durante su paseo al altar.

Cabe destacar la impresionante tiara que acompaña al velo bordado con flores. Se trata de la corona de María de Teck, abuela de la reina Isabel y esposa del rey Jorge V de Gran Bretaña e Irlanda, una gran amante de las joyas. Sin duda, un detalle que demuestra la posición y aceptación de la Casa Real Británica hacía la nueva integrante de la familia.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Llegaba en el coche oficial acompañada de su madre Doria Ragland, quien ha estado junto a su hija en estos días de nervios y preparativos. Haciendo honor a la puntualidad inglesa, la novia entraba en la capilla poco antes de las 12 p.m. ante la mirada antenta de los invitados y, en especial, de su amado quien se emocionaba al verla.

Precisamente emoción y muchos nervios han sido los protagonistas del encuentro de los novios quienes se han sonreído a la llegada de la novia al altar. El Príncipe Carlos era el encargado de llevarla del brazo hasta su hijo tras la ausencia del padre de Meghan, Thomas Markle, quien por motivos de salud (y alguna que otra polémica) no ha podido asistir.

 

 

You May Like

EDIT POST