People en Espanol logo

Subscribeme

Manténgase conectado

Suscríbete

Anúnciate con nosotros

Más

Skip to content

Moda

El espectacular vestido de Carolina Herrera que lució Emmy Rossum en su boda

Publicado

¿Quién no ha soñado con casarse vestida de Carolina Herrera? Ayer la actriz Emmy Rossum hizo el sueño de muchas realidad al dar el “Sí, quiero” a su prometido, el creador de la serie Mr. Robot, Sam Esmail en un precioso traje diseñado por la venezolana.

Como ha revelado la propia novia en unas declaraciones a la revista Vogue, la diseñadora y ella trabajaron mano a mano durante meses en el proceso de creación de este espectacular diseño con hombros al descubierto y corte moderno, que se inspiraba en la arquitectura del museo Guggenheim de Nueva York, lugar donde se celebró el banquete y fiesta tras la ceremonia.

A post shared by Emmy Rossum (@emmyrossum) on

“Ya sabía que la boda iba a ser en el templo, que es muy majestuoso, y que la fiesta sería en el Guggenheim, así que tenía que ser un vestido que estuviera a la altura”, explicaba la actriz de la serie Shameless.

La ceremonia se celebró en la Sinagoga Central de Manhattan y los novios estuvieron rodeados de unos cien familiares y amigos, según reporta People, entre los que se encontraban los actores William H. Macy, Rami Malek (protagonista Mr. Robot) y Hillary Swank, entre otros.

La actriz combinó su vestido de escote cruzado y espalda abotonada con un peinado muy clásico que consistía en un gran moño a media altura que, según apunta la revista People, fue idea de la propia Herrera.

 

The elegant @emmyrossum wore a custom #CarolinaHerrera wedding gown yesterday to her nuptials in NYC.

A post shared by CAROLINA HERRERA (@carolinaherrera) on

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Me encanta trabajar con ella [Carolina Herrera], sabe exactamente lo que es elegante y clásico. Confío en ella incondicionalmente”, declaró.

En cuanto al maquillaje, también eligió un estilo muy sencillo y prácticamente no usó joyería, a excepción de unos discretos pendientes, cediendo todo el protagonismo al vestido y el impresionante velo que lució.