placeholder
March 24, 2017 AT 07:09 PM EDT

A pesar de que el mismo alcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg se sumara a la solicitud de 600 personas a las autoridades de inmigración para que Roberto Beristain permanezca en el país, el inmigrante mexicano está a punto de ser deportado a su país natal.

Su regreso forzado a México es atribuido al endurecimiento en la aplicación de las leyes de inmigración impulsada por el presidente Donald Trump, por el que irónicamente la esposa de Beristain, Helen, votó el pasado noviembre.

Según CBS News, Beristain ha vivido y trabajado sin tacha en South Bend durante casi veinte años y puso en marcha con su esposa su propio negocio, el restaurante Eddie’s Steak Shed, a pesar de que nunca pudo legalizar su estatus migratorio.

Como este padre de cuatro hijos llevaba una vida tranquila, nunca tuvo problemas con inmigración. Hasta que en un viaje a las cataratas del Niágara en el 2000 inadvertidamente cruzó a la frontera de Canadá y con ese error alertó a las autoridades de que carecía de residencia legal en Estados Unidos.

Helen Beristain mostrando foto de su esposo Roberto Beristain - AP
AP

Desde entonces permanecía en libertad con la condición de que cada año se reportara a las autoridades migratorias, al tiempo que trataba de conseguir una visa que regularizara su estatus. Por eso pudo conseguir una licencia de conseguir y un permiso de trabajo, según contó su abogado a CBS.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Pero en febrero, en una de esas visitas rutinarias a inmigración, lo detuvieron y lo trasladaron a una prisión del condado de Kenosha, Wisonsin.

Fue precisamente la promesa de Trump de endurecer la política migratoria que atrajo el voto de Helen  Según le contó al diario  The Sacramento Bee, “no queremos tener carteles (de la droga) aquí, uno no quiere tener drogas en las escuelas secundarias, ni asesinos a su lado”.

“Uno quiere sentirse seguro cuando sale de su casa. Realmente creo eso. Y, por eso voté por el señor Trump”, agregó.

Lo que no se le ocurrió es que esa misma política ponía en la mira a indocumentados como su esposo. “Trump dijo que la gente buena no sería deportada”, se lamentó.

Y tú… ¿Pasarías esta prueba de inmigración de Donald Trump?

You May Like

EDIT POST