Andrés Rubiano
April 11, 2017 AT 06:29 PM EDT

A pesar de las múltiples críticas que Donald Trump realizó en el pasado a Barack Obama por los gastos en los que incurría en sus vacaciones, tal parece que los viajes del magnate están generando un costo sin precedente para la nación.

“Las vacaciones de del presidente Obama le cuestan millones de dólares a los contribuyentes… ¡Increíble!”, escribió Trump en el 2012 a través de su cuenta de Twitter. Uno de los tanto mensajes con los que cuestionó al expresidente.

Lo irónico de la situación, es que según un informe compartido por la revista Fortune, el actual mandatario va en camino de gastar en tan solo año, más de lo que Obama gastó en viajes durante sus 8 años como presidente.

La publicación agrega que Trump, desde que llegó a la Casa Blanca, ha realizado un total de seis viajes a su mansión Mar-a-Lago en Palm Beach, Florida, lo que ha costado un poco más de $20 millones a los contribuyentes.

Obama habría tenido un total de $97 millones de gastos en viajes en todo su periodo como presidente, mientras que en menos de tres meses al mando de Estados Unidos, Trump ya ha consumido un estimado de $21.6 millones.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Curiosamente, otra de las grandes críticas que Trump realizaba a su predecesor eran sus salidas a jugar golf, razón por la que en su campaña presidencial se atrevió a sentenciar durante un evento en el estado de Virginia: “Voy a estar trabajando para ustedes. No voy a tener tiempo de jugar golf”.

Pero la realidad no parece coincidir con sus palabras, promesas y críticas, ya que un informe del New York Times asegura que Trump es el presidente que más ocasiones ha estado fuera del Despacho Oval jugando golf en sus primeras 12 semanas de mandato.

El informe asegura que Trump ha dedicado 17 días a jugar golf, mientras que Bill Clinton utilizó tan solo tres días, muy diferente a lo hecho por George Bush y Barack Obama, quienes no gastaron ni un solo día en dicha actividad durante los primeros tres meses en el poder.

Desde su posesión como, Trump también ha tenido que enfrentar las críticas por los grandes costos de seguridad que requieren la Trump Tower en Manhattan, lugar en donde reside la primera dama Melania Trump y el pequeño Barron Trump.

De igual forma, a inicios del 2017 también generó polémica un viaje de negocios que realizó Erick Trump a Uruguay y que terminó costándole al gobierno alrededor de $97,830.

You May Like

EDIT POST