July 03, 2018 AT 06:02 PM EDT

Un nuevo caso que involucra a menores ha levantado una alerta sobre los peligros de las redes sociales.

A través de Facebook, Brad Summer, un padre preocupado por su hija, Madison, una niña de 7 años de, que fue contactada por un amigo en una plataforma social para que enviara fotos de ella desnuda, emitió un mensaje de alerta a otros padres.

“Nunca pensé en alguien que pretendiera tener 9 años para tener acceso a mi hija”, escribió Summer, de Illinois, en una publicación de Facebook que mostraba el intercambio de su hija con el individuo. “Vivimos y aprendemos, y continúo haciéndolo todos los días como padre”.

El intercambio ocurrió en una aplicación llamada Musical.ly, un popular servicio de video musical que permite a sus 215 millones de usuarios hacer videos con sincronización de labios y publicarlos en sus perfiles. Según Summer, Madison usa la aplicación en su teléfono para hacer “duetos tontos” para enviar a sus primos y amigos cercanos, y él revisó a quién tiene ella en su perfil.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Pero un extraño que se hacía pasar por un niño de 9 años llamado Jessy, que Summer pensó que era el amigo de su hija, le envió un mensaje a Madison a través de la aplicación. Poco después de contactarla, el extraño pidió una foto. Madison envió una selfie a la persona que se hacía pasar por “Jessy”, que luego le pidió que enviara otra foto, pero esta vez, sin una camisa.

Madison inocentemente envió otra foto con un primer plano de su cara, que cortó la vista de su camisa. Pero la persona respondió: “Me gusta ver tu cuerpo sin camiseta”.

Luego, la persona sugirió ir al baño para tomar una foto incluso después de que Madison dejara en claro que no lo haría. Madison dejó de responder, pero incluso con el silencio, la persona continuó pidiendo fotos y diciendo que sería un “secreto”. Durante ese tiempo, Summer fue alertado de la situación y contactó a las autoridades.

“Sé que muchos nos culparán a nosotros los padres por que esto ocurra”, escribió Summer en la publicación. “Pero nunca pensamos como depredadores, y creo que fuimos ingenuos al pensar que nuestra hija estaba a salvo en lo que pensamos que era una aplicación amigable para los niños. Hemos aprendido de la manera difícil. Te pido que no nos juzgues (muchos todavía lo harán) pero deja que nuestra experiencia nos enseñe a todos”.

En la publicación muchos padres se acercaron a él para expresar su apoyo, y desde entonces se ha compartido más de 81,000 veces.

You May Like

EDIT POST