March 12, 2018 AT 05:21 PM EDT

Un joven de 17 años perdió la vida y dos mujeres resultaron heridas el lunes luego de la explosión de dos paquetes en Austin, Texas.

Según confirma la revista People, el lunes a las 6:44 a.m., las autoridades recibieron una llamada después de que un paquete explotara en la calle Old Fort Hill Drive, matando al joven de 17 años e hiriendo a una mujer de unos 40 años.

La segunda explosión, que ocurrió a las 11:49 a.m., tuvo lugar a más de cinco millas de diferencia e hirió a una mujer hispana de 75 años, anunció la policía de Austin en una conferencia de prensa.

“Mi corazón está con la familia de la persona que murió y [los que] resultaron heridos por la explosión en Old Fort Hill Dr. Este tipo de delito no será tolerado en #ATX. Si recibe un paquete que no está esperando o que parece sospechoso, NO lo abra, llame al 911 inmediatamente”, dijo en Twitter.el jefe interino de la policía de Austin, Brian Manley.

Manley confirma que las explosiones son similares a las que mataron a un hombre en Austin, el 2 de marzo, lo que ha levantado la pregunta sobre si los casos están relacionados.

“No hay un motivo conocido para las explosiones en este momento, dijo la policía. Cuando se le preguntó si las autoridades creen que el incidente fue terrorismo, una portavoz de la policía de Austin le dice a People: “No descartamos qué podría ser esto”.

En el caso del 2 de marzo, que también se produjo en la mañana, la víctima encontró un paquete en las escaleras de la entrada de su edificio y le detonó en las manos. Al principio fue investigado como una muerte sospechosa, pero ahora se investiga como un homicidio. La víctima del incidente del 2 de marzo fue identificada como Anthony Stephan House, un hombre afroamericano, de 39 años.

La víctima fatal del 2 de marzo fue un hombre afroamericano, así como la víctima fatal el lunes. El segundo de los atentados del lunes hirió a una mujer latina. L autoridades “no pueden descartar que los crímenes de odio sean el núcleo de esto, pero no estamos diciendo que esa sea la causa también”, dijo Manley. “Solo estamos viendo las posibles motivaciones que unirían estos dos casos”.

El FBI y la policía de Austin le piden al público que no toque ni abra paquetes inesperados o sospechosos. Si usted o alguien que conoce recibe un paquete inesperado o sospechoso, llame al 911 o al 512-974-2000.

You May Like

EDIT POST