Celeste Rodas de Juárez
September 05, 2017 AT 10:07 AM EDT

La pesadilla que les quitaba el sueño a unos 800,000 dreamers y sus familias se ha hecho realidad este martes. El presidente Donald Trump acaba de eliminar el programa migratorio DACA que les permitía trabajar y permanecer legalmente en este país.

El fiscal general Jeff Sessions fue el encargado de anunciar la decisión de la Casa Blanca en una comparecencia ante la prensa, en la que señaló que el Congreso ahora cuenta con seis meses para buscar una alternativa.

Aseguró que esta “amnistía” había contribuido al aumento de la llegada de indocumentados menores de edad –particularmente centroamericanos– que se produjo hace un par de años y restaba oportunidades laborales a otros estadounidenses.

El programa DACA fue creado por el presidente Barack Obama para proteger la una posible deportación a indocumentados que ingresaron ilegalmente el país cuando eran menores, y por tanto se han criado en Estados Unidos.

En un comunicado de prensa difundido después del anuncio de Sessions, el presidente Trump calificó a DACA de inconstitucional y resaltó que asuntos como la suerte de estos jóvenes debe pasar por el Congreso.

Getty Images

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN 

Indicó que “este es un proceso gradual, no una eliminación repentina” y resaltó que “los permisos no expirarán por otros seis meses, y permanecerán activos hasta por 24 meses”.

De acuerdo al calendario anunciado por la administración, el programa expiraría el 5 de marzo del año próximo si no se le encuentra una solución alternativa en el proceso legislativo. Mientras tanto, no se puede deportar a quienes están acogidos a la iniciativa y tampoco se les puede revocar sus permisos de trabajo. Todos los permisos de trabajo que se venzan antes de esa fecha, o ese mismo día, pueden renovarse, pero para hacerlo hay que realizar el trámite antes del 5 de octubre de este año.

Getty Images

Mientras organizaciones que luchan por los inmigrantes como CASA, se preparaban para protestar enfrente de la Casa Blanca, se supo que desde hoy ya no se están aceptando solicitudes para acogerse a esa iniciativa.

Por otra parte, aunque se dijo que quienes tengan permiso para viajar fuera de Estados Unidos aprobado antes del 5 de septiembre pueden hacerlo, se sugiere que se consulte con un abogado antes de salir del país.

A partir de ahora el futuro de este gran grupo de jóvenes está completamente en manos del Senado y la Cámara de Representantes.

En caso de que no se pongan de acuerdo, los dreamers correrían el riesgo de perder sus permisos de trabajo y, lo que es peor, ser deportados. Trump trató de reducir el temor de los afectados indicando en el comunicado que los beneficiados por DACA no son una prioridad “a menos que sean criminales, estén involucrados en actividades criminales o sean miembros de una pandilla”.

You May Like