June 06, 2017 AT 12:27 PM EDT

La atleta olímpica Sanya Richards-Ross revela en su nueva autobiografía Chasing Grace que tuvo un aborto semanas antes de las Olimpiadas del 2008. Según ella, esta decisión le costó la medalla de oro y mucho dolor. “Por teléfono no entrábamos en detalles. Como si no hablar de eso fuera a aliviar la culpabilidad y la verguenza”, confiesa de esa difícil decisión que tomó hace años con su pareja, el jugador de los New York Giants Aaron Ross, de 34 años. En el libro Sanya, de 32 años, también habla de su relación con Dios, su trayectoria como corredora y su matrimonio con Ross.

En el 2008 la pareja estaba comprometida con planes de casarse en febrero del 2010. El embarazo fue inesperado y ambos estaban despuntando en sus carreras como atletas profesionales. La deportista de origen jamaiquino quería ganar la medalla de oro en los Olimpiadas del 2008. “Todo lo que yo quería parecía estar a mi alcance”, detalla en el libro. Por eso optó por abortar ante la incertidumbre de tener un bebé fuera del matrimonio en un momento clave de su carrera. “¿Qué pensarían mis patrocinadores, mi familia, mi iglesia y mis fanáticos de mí?”, confiesa que se preguntaba entonces.

Alexander Hassenstein/Bongarts/Getty Images
SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

En su libro cuenta que el procedimiento en sí fue rápido, pero le dejó un gran dolor emocional. “Tomé una decisión que me destrozó y de la cual no sanaría inmediatamente”, admite. En las olimpiadas del 2008 ganó dos medallas, aunque no la de oro. Su carrera siguió ascendiendo, pero el aborto afectó su matrimonio. “Siempre sentí cierto resentimiento contra Ross. Fue nuestro error, pero me sentí abandonada en la decisión”, admite sobre su pareja, quien según ella no estuvo presente cuando ella se hizo el aborto por ir a entrenamientos de su equipo.

Ross le confesó que él también se había sentido herido con la decisión de no traer al mundo a ese bebé en el 2008. Según cuenta en su libro, rezar juntos y comunicarse abiertamente sobre el tema salvó su relación. En febrero de este año la pareja anunció a la revista People que esperan un bebé. “Muchas partes de nuestras vidas parecen un cuento de hadas, pero esta es nuestra mayor bendición”, dijo la pareja a People. “Estamos tan emocionados de comenzar una familia y ya estamos ansiosos de comenzar esta aventura”.

 

 

 

 

You May Like