Andrés Rubiano
December 05, 2017 AT 06:21 PM EST

En una decisión sin precedentes, el Comité Olímpico Internacional (IOC, por sus siglas en inglés) decidió vetar a Rusia de las Olimpiadas de Invierno 2018 que se llevarán a cabo en la ciudad de Pyeongchang, Corea del Sur, en el próximo mes de febrero, luego del penoso escándalo de dopaje que involucró al Comité Olímpico Ruso.

La inesperada noticia sin duda le cae como un baldado de agua fría al gigante asiático, en miras de lo que será su rol como anfitrión de la próxima Copa del Mundo, que también se desarrollará durante el próximo año.

La drástica medida adoptada por el IOC fue dada a conocer este martes, luego de que se comprobara que atletas, oficiales, científicos, miembros del Comité Olímpico y del gobierno ruso participaron en un gigantesco complot para manipular las normas antidopaje en beneficio de la delegación anfitriona en las Olimpiadas de Sochi 2014.

Ceremonia de clausura de los Olímpicos de Invierno del 2014 en Sochi.
Matthew Stockman/Getty Images

“El IOC tomó una fuerte decisión basada en principios. No hay decisiones perfectas, pero con esta claramente queremos evitar que algo así suceda nuevamente. Ahora es momento de mirar hacia a Pyeongchang”, compartió a través de un comunicado el ente internacional que rige el deporte olímpico en el mundo.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

De igual forma se informó que los atletas rusos que no estén implicados en el bochornoso escándalo de dopaje y lo puedan demostrar, podrán participar de la cita olímpica, pero no podrán hacerlo en representación de su nación, por lo que podrán competir en representación de los colores de la bandera olímpica.

La medida es un duro golpe para una nación que tiene en el deporte uno de sus grandes estandartes y que además siempre es protagonista en cada edición de Juegos Olímpicos. Aunque por ahora las autoridades deportivas rusas no se han pronunciado al respecto, desde luego se espera una dura apelación de su parte.

You May Like

EDIT POST