January 18, 2017 AT 01:37 PM EST

Las gélidas temperaturas en Portland, Oregón, podrían haber cobrado la vida de un recién nacido.

Según la publicación Willamette Weekly, la semana pasada una mujer que empujaba un carrito de compras se acercó a un sujeto no identificado que estaba en la parada de un bus. Tras desabotonarse el abrigo le mostró que llevaba dentro a un bebé recién nacido. El hombre enseguida llamó al 911.

Los rescatistas que acudieron en su auxilio reportaron que el bebé estaba inconsciente y “congelándose”. Pero cuando lo trasladaron al hospital, los medicos no pudieron salvarle la vida.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Los investigadores asignados al caso solo obtuvieron respuestas confusas de la supuesta madre, quien les dijo entre otras cosas que había quedado embarazada “por el milagro de la inmaculada concepción”.

Tampoco se desconoce exactamente la causa de la muerte del bebé. Mientras los médicos del hospital que lo atendieron aseguran que llegó a sus manos con vida, el médico forense indicó en su informe que murió al nacer.

You May Like