Carolina Amézquita Pino
April 16, 2018 AT 03:39 PM EDT

El 22 de febrero de 1997, la vida de Diana López Zulema fue marcada para siempre cuando su padre, Luis López Peralta, fue asesinado tras recibir una bala en el cuello. Unas semanas antes, la niña había festejado al lado de su progenitor una fiesta para celebrar su cumpleaños número diez.

“Yo no quise ver a mi papá en el ataúd. Preferí quedarme con la imagen de la última vez que lo vi. Fue en el día de mi cumpleaños”, mencionó Diana López al medio británico BBC.

 

Twitter/Diana López Zuleta

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

A partir de entonces, la pequeña tomó una decisión y estudiaría periodismo para lograr poner tras las rejas al hombre que le había quitado la vida a su padre, un político corrupto de su natal Colombia a quien López desafió e incluso, consideró quitarle el cargo de alcalde compitiendo contra él.

“Mi papá denunciaba las corruptelas de la administración de [Juan Francisco] Kiko Gómez, que en ese momento era alcalde. Por ello unos sicarios acaban con su vida”, agregó. “Yo siempre creí que la muerte de mi papá se iba a quedar impune. Yo no era nadie. Por eso escogí periodismo como mi carrera. Era para salir de toda la desazón que yo sentía”.

Twitter/Diana López Zuleta

 

El sueño de ser periodista lo cumplió y con ayuda de un colega, Gonzalo Guillén, se pudo llevar a Gómez a juicio; lo cual vino acompañado de fuertes amenazas contra López, quien no se amedrentó y continuó en el proceso hasta lograr su objetivo. Así, el 27 de junio de 2017, Juan Francisco Gómez fue sentenciado, en Colombia, a cumplir una condena de 55 años por el asesinato de Luis López y dos personas más.

“Sentí tranquilidad y paz de que se hubiese hecho justicia por la muerte de él”, concluyó Diana López.

You May Like

EDIT POST