Carolina Trejos
November 15, 2017 AT 05:54 PM EST

Este martes, 10 de los acosados por participar en el asesinato de la quinceañera Damaris A. Reyes Rivas el pasado enero, fueron imputados por un juez de Virginia.

Wilmer A. Sánchez Serrano, de 22 años, y otros integrantes de la banda MS-13 grabaron la atrocidad mientras torturaban y acuchillaban a la joven en un pueblo cercano a Washington D.C., capital estadounidense.

Las grabaciones fueron mostradas por el juez en la sala ante miembros del jurado y familiares de la joven antes de que este diera su veredicto. En los videos se mostró a Damaris andando por un bosque con otros pandilleros de la misma banda, quienes la llevaban para reprenderla por la muerta de Christian Sosa Rivas, también miembro de la MS-13 y sostenía un relación sentimental con la quinceañera. Los pandilleros consideraban que Damaris tuvo que ver con la muerte de Sosa.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

En las grabaciones, con fecha de 8 de febrero se puede ver, según The Washington Post, cómo éstos se burlaban de ella, la picoteaban con un cuchillo y la pinchaban con una estaca puntiaguda. Diez personas entre las edades 15 y 21 años fueron detenidas por el rapto y asesinato de la joven.

También le dijeron que iba a morir para pagar la muerte de otro miembro de la pandilla, su pareja, Christian. La madre de la jovencita ha dicho que su hija había salido con Sosa Rivas antes de su muerte.

Los sospechosos dejaron el cuerpo de la chica tirado en el suelo de un parque de Springfield, donde fue encontrada el 11 de febrero. Las autoridades creen que estos incidentes violentos podrían estar vinculados a un incremento de actividad de la Mara Salvatrucha, la pandilla más violenta y más numerosa en esa región de origen latinoamericano.

You May Like

EDIT POST