March 24, 2018 AT 12:24 PM EDT

Un nuevo incidente con un arma de fuego ha estado apunto de acabar con la vida de un niño de apenas 7 meses. El terrible hecho tenía lugar este viernes en la localidad de Temple, Texas, cuando otro niño de 4 años disparó accidentalmente a su hermanito, todavía un bebé. Así lo recogen varios medios, entre ellos la publicación Newsweek.

Por el momento el estado del pequeño es una incógnita, lo único que sabemos es que está ingresado en el hospital McLane Children, al cual llegó consciente y respirando. Todavía falta confirmar si el bebé es un niño o una niña ya que los hechos se sucedieron de manera muy rápida.

La policía de Temple dará más datos del triste asunto en cuanto se conozcan más datos al respecto. Lo que sí han descrito ha sido cómo se sucedieron los hechos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Las autoridades recibieron una llamada al 911 de una mujer que se cree es la madre los niños, aunque todavía no se sabe al cien por cien. Se trata de Shawana Neely, tal y como ha dicho un portavoz del departamento de policía del lugar. Tambien informaron de que ella se encontraba sola en la propiedad en el momento de la llamada y, por tanto, el accidente.

El niño de 4 años y supuesto autor de los hechos se encuentra bajo custodia en estos momentos hasta que se descubra qué fue lo que pasó y cómo la pistola llegó a sus manos.

Aunque por el momento no hay más detalles sobre la salud del herido, un familiar dijo a la cadena KWTX que “todo parecía que estaba yendo bien”. Esperamos que así así sea y el pequeño se recupere rápido.

You May Like

EDIT POST