Celeste Rodas de Juárez
December 22, 2016 AT 03:31 PM EST

Decir que Richard Schmelzer encabeza la lista de los peores nietos sería quedarse corto, luego de que el hombre de 44 años fuera capaz de atravesarse prácticamente todo el país, de Texas a Illinois, para cometer un crimen atroz: asesinar a su abuela para cobrar su herencia.

Así lo consideró un jurado de East Dundee, Illinois, que el miércoles lo encontró culpable de asesinato en primer grado.

Según el diario Chicago Tribune, la anciana Mildred Dodie Darrington, de 85 años, estaba en su cama cuando su nieto la asesinó a puñaladas.

Aunque no se encontraron pruebas de ADN que lo vincularan a la escena del crimen, la fiscalía mostró en el juicio evidencias que -en su opinión- vinculaban un celular comprado por él por un recorrido que iba desde Frisco, la ciudad texana en que vive, hasta East Dundee, donde se cometió el asesinato.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Francamente, todavía es difícil de entender. Este hombre mató a su propia abuela para fomentar un estilo de vida de excesos que no podría pagar de otra manera. Tuvo 14 horas y 900 millas para reconsiderar su plan, pero lo llevó a cabo, de todos modos. Fue un asesinato calculado, a sangre fría”, apuntó el fiscal del condado de Kent, Joe McMahon.

Las autoridades explicaron en el juicio que el acusado mantenía un estilo de vida lujoso, que le gustaba contratar mujeres de compañía y otras “extravagancias” que no podía permitirse.

Por eso decidió cruzar medio país para asesinar a su abuela el 18 de julio de 2014 y heredar la mitad de su patrimonio, calculado en $800,000.

Tras ser encontrado culpable, Schmelzer regresará ante el  juez en enero para escuchar su condena, que podría ser de entre 20 a 60 años de prisión.

 

You May Like

EDIT POST