January 26, 2017 AT 02:00 PM EST

¿Qué fue lo que orilló a una joven madre de 4 hijos a dar muerte a palos a uno de ellos y a dejarlo abandonado en un cubo de agua?

Esa es la pregunta que se están haciendo las autoridades en el sector de Brownsville, en Brooklyn, Nueva York donde este miércoles arrestaron a la mujer, que responde al nombre de Zarah Coombs y que ahora enfrenta cargos de asesinato y maltrato infantil.

Esta nueva historia de abuso infantil en Nueva York ha sacudido al vecindario, especialmente a la familia, que asegura que no tenían idea de que la mujer fuera abusiva.

Fue la propia Zarah quien tras ser esposada y arrestada en su propio apartamento, confesó que su hijo, llamado Zamair, tiró un huevo y entonces ella comenzó a golpearlo con un palo hasta que ya no emitió ningún sonido.

Luego, la mujer llevó al pequeño a un cubo de agua y ahí lo dejó para seguir atendiendo a otros dos hijos que estaban en la vivienda, uno de 1 año de edad y otro de solo un mes de nacido.

Por la noche, el novio de la mujer —que había salido a comprar marihuana— llegó al apartamento y su pareja le dijo que el niño estaba lastimado y que había que pedir ayuda.

El hombre, que es padre de los otros dos menores, pero no del fallecido, intentó darle primeros auxilios, pero al ver que el niño no respondía y que tenía espuma en la boca llamó al 911.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Hacia las 9:00 p.m. equipos de rescate y policías arribaron al domicilio intentando rescatar al niño, que fue dado por muerto en el hospital de Brookdale, en Brooklyn.

Ray Moore, un vecino que presenció la llegada de los equipos de auxilio asegura que la madre permaneció impasible mientras intentaban resucitar al niño en una ambulancia.”Ella solo estaba parada ahí como que no le importaba. Yo solo sé que si fuera yo [el que estaba malo] mi mamá ya hubiera estado en la ambulancia ayudándome”.

El pequeño Zamair tenía otro hermano, de 9 años. Ambos son hijos de distintos padres y según reportes del Daily News  ambos progenitores se encuentran en la cárcel actualmente.

En cuanto a la asesina confesa, la agencia de protección infantil local ya la había investigado en 2015 por maltrato infantil. A eso se suma que las autoridades habían acudido a su hogar por quejas de incidentes domésticos en al menos tres ocasiones.

You May Like