Mayra Mangal
June 06, 2017 AT 11:38 AM EDT

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Un niño de Alabama que había sido calificado de “un milagro” por haber nacido sin nariz falleció el pasado sábado a causa de un trastorno de salud extremadamente raro.

Eli Thompson padecía de arhinia congénita, por lo que carecía de fosas nasales, cavidades sinusales y, por tanto, de sentido del olfato, todo lo caul le daba la apariencia física de no tener nariz.

“Hemos perdido a nuestro pequeño anoche”, dijo en un mensaje de Facebook el padre del menor, Jeremy Finch, quien añadió que la familia fue muy afortunada de haber tenido al niño en sus vidas. “Nunca comprenderemos por qué sucedieron así las cosas, y esto dolerá profundamente por un largo tiempo”.

El niño nació en marzo de 2015 presentando el poco común trastorno, del cual -según People– solo se conocen unos 40 casos similares en el mundo.

La madre del niño, Brandi McGlathery, compartió la historia su historia hace dos años en una entrevista en el programa matutino Today (NBC). “Es como cualquier otro bebé. Simplemente no tiene nariz”, contó entonces.

La madre reveló que el niño había nacido, por lo demás, saludable. A causa de su situación se le tuvo que practicar una traqueotomía para permitirle comer, lo cual obligaba a los padres a mantener su incisión limpia y limpiarla dos veces por día.

 

 

You May Like